1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(11 votes, average: 4.27)
Loading...

como mejorar el trabajo en equipo

Como mejorar el trabajo en equipo; 10 tips para hacer más grupo

¿Tienes una empresa? ¿Diriges equipos de trabajo? ¿Formas parte de uno y quieres que todo funcione mejor? ¿Eres José Mourinho y no sabes cómo controlar a ese delantero díscolo que siempre va a lo suyo?
Para hacer grupo no basta con enfundar a cada miembro del equipo en una camiseta de colores llamativos y con un número y un nombre en la espalda. ¿Pero eso ya lo sabías, ¿verdad José?
El trabajo en equipo es mucho más que eso; requiere de ciertas sutilezas y algunas dosis de mano izquierda. En este post vamos a ver algunos tips sobre como mejorar el trabajo equipo y conseguir que todos reméis en la misma dirección.

– Sé líder.

¿Quieres que todo el mundo te siga? ¡Pues no te apartes demasiado del resto! Si te alejas mucho, no podrán verte y dejarán de acompañarte. Para dirigir bien un equipo debes formar parte de él. Baja a la arena y sé el primero en hacer grupo. Y cuando surjan las dificultades, sé también el primero en tirar del equipo. Es tu labor.

– Fija objetivos comunes.

¿A veces tienes la sensación de que en tu grupo va todo el mundo dando vueltas como pollos sin cabeza? ¡Puede que la responsabilidad sea tuya! Para alcanzar un objetivo, primero hay que fijarlo. Y no sólo eso, debes explicar a cada miembro del equipo cuál es su papel en dicha tarea y darle la importancia que se merece. Ten en cuenta que a la mayoría de las personas no les hace ninguna gracia trabajar “para nada” y se sentirán mucho más motivadas si saben que su trabajo servirá para alcanzar metas mayores.

– Haz que tu gente se sienta parte del equipo.

Fijar objetivos comunes está muy bien, pero no es suficiente. Además, debes intentar integrar a cada persona en el grupo de una forma más emocional. Pon de manifiesto cuando sea necesario la identidad propia del grupo y todo el mundo lo tendrá más presente.

– Haz que se compartan las responsabilidades.

“Ese no es mi trabajo” o “ese no es asunto mío” son dos de las peores frases que se pueden escuchar en un entorno de trabajo en equipo. Cuando se trabaja en grupo, todo es responsabilidad de todos. Eso no significa que se deba trabajar en tareas para las que no se está cualificado, ni que se esté obligado a suplir el trabajo de los demás porque a alguno no le apetezca trabajar, pero sí que todos deben tener el compromiso común de alcanzar los objetivos fijados.

– Permite que todo el mundo participe en la toma de decisiones.

¿Quieres un grupo unido y motivado o quieres un grupo gregario que sólo se mueva en función de tu estado de ánimo? Si estableces una jerarquía demasiado rígida dentro del grupo, es probable que con el tiempo cunda el desánimo. Permite opinar a los integrantes de tu equipo. Y no sólo eso; haz que sus buenas ideas se lleven a cabo. El trabajo se beneficiará del talento de tu gente y, además, el ambiente será mejor.

– Gestiona los conflictos con eficacia.

Cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre. Por eso, resulta inevitable que los choques surjan de vez en cuando. No pasa nada, es natural. Ahora lo que te toca es conseguir que las cosas no se saquen de quicio y que las grapadoras y portátiles no acaben volando por la oficina. ¿Quieres saber cómo resolver conflictos en el entorno laboral con más eficacia? Aquí tienes un artículo estupendo que habla sobre ello.

– Construye un grupo heterogéneo.

Puedes obtener grandes beneficios, y no tiene por qué generar conflictos extra. Un grupo constituido por gente con formación, carácter y procedencia diversa puede resultar en una incubadora de ideas de primer nivel. Por eso, ten la mente abierta a la hora de formar el equipo. Algunas personas pueden sorprenderte.

– Utiliza lo mejor de cada integrante del equipo.

Una de las mejores cualidades del trabajo en grupo es la de poder minimizar las carencias de sus integrantes y por el contrario aprovechar al máximo sus capacidades. Haz una lectura inteligente de las cualidades de cada miembro del equipo y fomenta que dedique más tiempo a lo que se le dé mejor.

– Reconoce y premia los éxitos del equipo.

¡No te calles los logros! Si habéis conseguido un éxito, compártelo con el grupo y agradéceles su labor. Y si lo consideras adecuado, premia los resultados obtenidos con alguna gratificación. Nada unirá más al grupo ni motivará más para alcanzar los siguientes objetivos.

– Fomenta la comunicación.

Si los miembros del equipo no se comunican entre sí, difícilmente habrá equipo. Una de las principales razones para formar un grupo de trabajo está en su potencial para compartir ideas y resolver problemas, por lo que si no existe una buena comunicación, no tendrá demasiado sentido trabajar de esta manera.

La buena noticia es que existen herramientas que pueden ayudarte a mejorar la comunicación interna del grupo, incluso aunque sus integrantes no se encuentren en el mismo espacio de trabajo.

Una de ellas es Integria IMS. Integria IMS es un software para empresas y organizaciones que dispone, entre otras funcionalidades, de un sistema de gestión de incidencias basado en tickets que puede ayudarte a mejorar la comunicación en tu empresa.

El sistema help desk de Integria IMS se puede configurar para que cada ticket abierto (que describa por ejemplo un problema que se debe resolver o una nueva idea a debatir) alcance a los integrantes de un grupo determinado, por lo que no sólo podrás fomentar la comunicación de un solo equipo, sino crear varios grupos distintos en función de las necesidades de tu empresa.

¿Quieres saber más acerca del sistema de gestión de incidencias de Integria IMS? Entra aquí: https://integriaims.com/producto/gestion-de-incidencias/

O entra aquí si quieres preguntarnos cualquier duda que tengas acerca de Integria IMS: https://integriaims.com/compania/contacto/

Esperemos que este post sobre cómo mejorar el trabajo en equipo os haya gustado. Que nos hagáis alguna pregunta acerca de Integria IMS será nuestra mejor recompensa. ¡Gracias! (También a usted, Don José).