Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

como ser un buen lider

Como ser un buen lider; 15 tips para alcanzar nuestras metas

Tu equipo puede ser el mejor del mundo, pero si carece de alguien que lo guíe jamás llegará a buen puerto. ¿Tienes claro cómo debes llevar el timón? Ponte tu mejor gorra de capitán y sigue leyendo.

Hay muchos tipos de líder dentro de una empresa, desde los puestos más elevados hasta los que no lo son tanto. Pero todos son importantes y tienen un papel imprescindible para conseguir que el trabajo salga adelante y el negocio funcione.

También hay muchas características distintas que definen a los líderes, pero no hay que olvidar que no siempre serán positivas. Un líder autoritario o dictatorial no deja de ser líder por ello. Pero difícilmente será un buen líder.

Entendemos que eso es lo que quieres tú, ser uno de los buenos. Si quieres saber como ser un buen lider, aquí te ofrecemos 15 tips para conseguirlo.

– Sabe organizar y planificar.

Un buen líder sabe lo que quiere y cómo conseguirlo, y organiza los medios de que dispone conforme a ello. Planificar y asignar recursos no siempre es una tarea fácil, pero es una de las labores fundamentales de un buen líder, así que, si no sabes hacerlo, tendrás que esforzarte por aprender.

– Es comunicativo.

Un buen líder sabe que la comunicación es fundamental dentro de la empresa. Para tomar buenas decisiones, es fundamental disponer de toda la información, y nadie mejor que tu gente para transmitírtela. Además, la comunicación debe ser siempre de doble vía; escucha a tu equipo y transmíteles con claridad lo que deben hacer. Sólo así podréis entenderos.

– Sabe cooperar.

Un buen líder se muestra siempre presto a ayudar en lo que sea necesario. No es necesario que mantengas siempre abierta la puerta de tu despacho, pero sí que te intereses por el trabajo de los demás, que tengas una actitud abierta y que todo el mundo sepa que si lo necesitan, les echarás una mano.

– Confía en sí mismo.

Si no confías en ti mismo, difícilmente llegarás a ser líder, y mucho menos serás uno bueno. Dirigir un equipo conlleva responsabilidades, y para eso es preciso disponer de una autoestima en buen estado (lo que no significa pasarse de rosca y caer en el narcisismo).

– Es empático.

Un buen líder no es un cacho de carne con ojos. También tiene sentimientos (o debería tenerlos), y tiene que ser capaz de ponerse en el lugar de los demás. La empatía ayuda a entender puntos de vista distintos y resulta imprescindible para establecer buenas relaciones, lo que será de enorme ayuda en el día a día.

– Sabe tomar decisiones.

Es otro punto clave. Cuando haya que tomar una decisión, todos mirarán en tu dirección. En ese momento, tendrás que dar una buena respuesta. Un buen líder no duda, tiene claro lo que debe hacerse. Por ello es necesario que disponga de toda la información precisa para tomar decisiones.

– Sabe controlar sus emociones.

Si pierdes los papeles, lo sentimos mucho pero no serás un buen líder. Mantener la calma en momentos tensos es una cualidad indispensable y puede marcar la diferencia. Además, no sólo el trabajo saldrá adelante con más acierto, sino que tu equipo lo también agradecerá.

– Es justo.

Si no eres equitativo, difícilmente podrás ser un buen líder. En el trabajo pueden surgir diferencias de opinión, e incluso conflictos, y para decidir y resolverlos debes tener un buen sentido de la justicia. No tomes malas decisiones, como decantarte por el criterio de un miembro del equipo sólo porque te cae bien, aunque no tenga la razón. De lo contrario, las disputas no sólo no cesarán sino que empeorarán, y el ambiente podría volverse irrespirable.

– Es agradable y respetuoso.

Es otro básico. Como adelantábamos al inicio de este artículo, un buen líder no puede ser una persona dictatorial o mal educada. Si eres amable y tienes respeto por tu gente, ellos te corresponderán con la misma moneda, el ambiente laboral será grato y las cosas funcionarán mejor.

– Es responsable.

Si eres líder, eres líder para lo bueno y para lo malo. Un buen dirigente debe saber asumir sus responsabilidades, y eso supone asumir las consecuencias tanto de sus decisiones como de las acciones de su equipo.

– Es activo y optimista.

Difícilmente podrás llegar a ser un buen líder si eres una persona negativa y carente de energía. La actitud es algo que se transmite de unas personas a otras, y un talante vivo y alegre siempre será mejor que deambular por el centro de trabajo con cara de funeral. Si por cualquier motivo estás bajo de energía, recuerda que el deporte, el descanso y una buena dieta pueden ayudarte mucho.

– Sabe motivar a su gente.

La motivación del personal es una de las labores fundamentales de todo líder. Para conseguirlo, y además de cualidades de las que ya hemos hablado, como el optimismo o la empatía, viene bien adoptar conductas positivas, como alabar el trabajo de tu equipo. Si te interesa el tema, en este artículo sobre el Efecto Pigmalión lo tratamos con más profundidad.

– Da ejemplo y trabaja más que nadie.

Difícilmente llegarás a ser un buen líder si pasas el año entero de vacaciones en el Caribe. Para ser respetado y valorado debes dar el callo como el que más. Eso hará que te miren de otra manera.

– Sabe delegar.

Que trabajes a tope no significa que debas mover hasta el último papel que circula por la oficina. Un buen líder debe saber qué tareas puede delegar y a quién debe dar responsabilidades para que todo pueda funcionar sin necesidad de salir un día del trabajo con los pies por delante gracias a un estupendo ataque al corazón.

Estas son algunas ideas que pueden dar respuesta a tu pregunta de como ser un buen lider. ¿Las has contado? Son sólo 14, y te prometimos una más. Otra de las cualidades de un buen líder es saber dotar a su equipo de herramientas tecnológicas adecuadas para que puedan llevar a cabo su trabajo. Para ello, tal vez Integria IMS pueda ayudarte. ¿Cómo, que no sabes qué es Integria IMS? Eso tiene fácil solución, no tienes más que entrar aquí y verás: https://integriaims.com/