Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

estrategias para retener clientes

Estrategias para retener clientes en tu empresa

¿Has ido a comprar grilletes para encadenar a tus clientes a las mesas de tus oficinas? Además de ser ilegal, hacer eso no hará que tus usuarios quieran quedarse contigo, ¡así que quítate esa idea de la cabeza!

La mejor manera de retener a tus clientes es tratándolos bien y haciendo tu trabajo mejor que nadie. Pero además de esto, -que ya deberías saber y llevar a la práctica cada día-, existen algunas estrategias para retener clientes, que pueden ayudarte a conseguir que tus usuarios no tiren una bomba de humo y se vayan volando con la competencia.

Conoce a tus mejores clientes.

A estas alturas ya sabrás que, aunque debes tratar igual de bien a todos tus usuarios, algunos te reportarán más beneficios y te darán menos quebraderos de cabeza que otros. No te preocupes, querer más a Manolo, que no sólo es cliente tuyo desde hace 10 años sino que además ha escrito un artículo en su blog alabando las bonanzas de tu empresa, que a Luis, que llama cada día para quejarse porque el color de la junta de la trócola que le vendiste no hace juego con sus calcetines, es algo normal. Es humano.

Pero saber quiénes son tus mejores clientes te ayudará a centrar tus esfuerzos para poder retenerlos. Intenta conocer cuáles son los que te ofrecen una mayor rentabilidad y ofréceles un plus que haga que quieran quedarse contigo durante muchos, muchos años.

Cumple con lo prometido.

Estamos seguros de que eres una persona honesta y no quieres engañar a tus clientes, pero hay veces en las que no es fácil controlar la calidad de los servicios que presta tu empresa. No desesperes apuntando tus incidencias en un cuadernillo de anillas. Guarda el telégrafo en el arcón. Existen herramientas tecnológicas que pueden ayudarte con esta ardua tarea.

Fideliza, fideliza y no pares de fidelizar.

No hay nada mejor para tu negocio que un usuario fiel. Un cliente habitual no sólo aportará ingresos regulares para tu empresa, sino que se convertirá en su mejor valedor, hablando bien de ella a sus amigos y conocidos, e incluso en las redes sociales, con el efecto multiplicador de las opiniones que ello conlleva. Para fidelizar clientes, además de darles un servicio excelente, recuerda que existen tácticas específicas, como crear programas de puntos u ofrecer descuentos exclusivos por antigüedad.

Da un trato personalizado a tus mejores clientes.

No nos malinterpretes; un trato magnífico y personalizado es lo que deberías intentar dar a todos tus clientes, pero habrá algunos a los que aún puedas ofrecer un poco más. Si no tienes presupuesto para enviar a todos tus usuarios esa preciosa felicitación de Navidad hecha en madera de roble por artesanos guatemaltecos, lo comprendemos. Pero tal vez sí entre en tus cuentas enviársela a ese cliente tan especial que no sólo te proporcionó grandes beneficios, sino que habló tan bien de tu empresa a todos sus proveedores y usuarios.

Entérate de qué es lo que falla y qué es lo que funciona.

No puedes estar ciego y sordo ante tus usuarios. Conocerlos es el primer paso para poder contentarlos. Para ello, existen múltiples herramientas: encuestas de satisfacción, herramientas de CRM, un buen sistema de ticketing que deje registro de sus problemas, etc. En ocasiones, podrás preguntarles directamente qué es lo que más les gusta de tu producto y qué se podría mejorar. Si tienes claro qué es lo que funciona mejor, podrás reforzar esos aspectos de tu negocio que dan tantas satisfacciones; si conoces lo que va mal, ¿a qué esperas para arreglarlo?

Cuenta con un servicio de atención al cliente eficaz.

¿Aún no sabías que el servicio de atención al cliente es una de las partes más importantes de tu negocio? En muchas ocasiones, será el departamento que tenga más contacto con tus usuarios, y el que determinará si la experiencia de cliente será positiva o negativa. Trata bien a tu gente de atención al cliente, fórmalos, dales las herramientas tecnológicas adecuadas para que hagan bien su trabajo y tus clientes tendrán tal sonrisa en la cara que tendrán hasta ofertas para anunciar dentífricos.

Cuida a tu gente.

Sea cual sea el departamento -no sólo atención al cliente- tener empleados felices ayudará a que tus clientes también lo sean. No es necesario que vayas silla por silla dándoles un masaje en las cervicales, pero sí puedes tomar medidas para que su vida sea más agradable.

Mantén el contacto.

La relación con tus usuarios no termina en el momento en el que les vendes tu producto. Algunos clientes pueden desaparecer durante años, pero eso no significa que tengan una opinión negativa acerca de tu empresa. Recuérdales que sigues a su disposición. Para conseguirlo, existen muchos métodos: lanzar una oferta exclusiva para antiguos clientes, enviar una carta personalizada felicitándoles por su cumpleaños, etc.

No pares de mejorar.

¿Piensas que tu competencia está sentada mirando cómo crecen las telarañas? Puede que algunos lo hagan, pero esa no es la actitud. Como bien sabrás a estas alturas, el mercado no para de moverse, y tú tienes que moverte a su vez. Innova cada día, no pares de buscar cómo mejorar tus productos y servicios y conseguirás de tus clientes tengan menos motivos para sentirse tentados por esa nueva oferta que tus competidores acaban de lanzar.

No olvides seguir dándote a conocer.

El marketing siempre es importante, tanto para conseguir clientes nuevos como para mantener los antiguos. Para lograrlo tienes muchos métodos, desde la consabida publicidad de pago hasta las tan de moda redes sociales. Tienes que dar a conocer tus nuevos productos (y refrescar la memoria sobre los no tan nuevos) o tus clientes se olvidarán de ti. ¿Eso eso lo que quieres? ¿No te da un poco de penita?

Ahora que ya conoces algunas formas de conseguir que tus clientes sigan a tu lado, puedes conocer una herramienta tecnológica que puede ayudarte con algunos aspectos de tan noble tarea. Entra aquí y sabrás más acerca de Integria IMS.