Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

fidelizar-clientes

Fidelizar clientes; cómo conseguir que sigan contigo durante mucho tiempo

Varios estudios afirman que un cliente fiel aportará a tu negocio al menos el valor de diez veces la primera venta. También que vender a un cliente nuevo es hasta 6 veces más difícil que hacerlo con un cliente propio. Fidelizar clientes aporta a tu negocio muchas ventajas impagables. Un usuario leal no sólo seguirá contigo durante años, tal vez décadas, sino que será tu mejor promotor para llegar a clientes nuevos. ¿Quieres saber cómo lograr que tus clientes te tengan más aprecio que a sus ositos de peluche? Lee, lee..

-Trátale bien.

Puede sonar muy tópico, pero el fundamento de cualquier buena relación es tratarse con afecto y respeto, y el trato con tus clientes no es una excepción. Un comportamiento amable y diligente abrirá las puertas de su corazón, o al menos hará que se lo piense dos veces antes de marcharse con la competencia.

-Genera apego.

Además de tratarle adecuadamente, puedes llevar a cabo acciones que le recuerden que estás ahí y le hagan acordarse positivamente de tu negocio. Lo que vienen a ser detalles. Así, puedes remitirle una carta escrita a mano agradeciéndole los años que lleva contando con vosotros, o enviarle una felicitación navideña, o mejor aún, de cumpleaños (es más personal e implica que conoces dicha fecha).

-Ofrécele una atención al cliente sobresaliente.

No se trata sólo de que le trates bien, sino de que sepas solucionar sus problemas (o mejor aún, evitarlos). Una atención al cliente rápida, diligente y que te provea de conocimiento para poder evitar problemas futuros es una forma muy efectiva para que tus usuarios estén contentos con tu trabajo y le hablen bien de tu empresa hasta a su abuela Paquita de 95 años.

-Dale una atención personalizada.

Sabes que hay tantos clientes como personas en el mundo, cada uno con sus gustos y con diferentes exigencias. Lo que puede estar estupendo para uno, puede ser horrible para otro, por lo que conseguir dar un trato personalizado a tus clientes les hará saber que no son un número más en una base de datos y esto les ayudará a satisfacer sus necesidades, lo que hará que te quieran mucho más.

-Haz que interactúe contigo.

En ocasiones pueden pasar meses, o incluso años, sin que exista ningún contacto entre tu cliente y tu negocio. A pesar de ello, siempre conviene mantener encendida la llama, y eso puedes hacerlo mediante diversos trucos como concursos o encuestas, que además pueden ayudarte a conocerle mejor. Muchas veces la interacción te hará darte cuenta de que hay cosas que no funcionan como deberían, cuando las descubras soluciónalas y verás como tus clientes se vuelven más fieles a tu empresa.

-Acuérdate de tus ex-clientes.

A veces, un usuario tuyo dejará de serlo, no porque haya tenido una mala experiencia con tu empresa, sino porque ya vio satisfechas las necesidades que tenía en su momento. Pero ello no significa que no pueda volver a necesitarte en el futuro. Recuperar a un antiguo cliente puede ser mucho más sencillo que conseguir uno nuevo. Piensa en los usuarios que perdiste y hazles tu mejor oferta. Eso sí, recuerda que para lograr que vuelvan a contar contigo conviene que les conozcas bien y tengas correctamente ordenados sus datos de contacto.

-Ten un buen CRM.

¿No sabes qué es un CRM? El término CRM alude al término inglés Customer Relationship Management, un concepto amplio pero que en lo que nos interesa se refiere a llevar una administración de la empresa enfocada en la relación con los clientes. Además, debes saber que existen herramientas tecnológicas que incluyen la gestión de cuentas de clientes, contactos, contratos, leads y otras funciones, y que pueden serte de gran ayuda con tu CRM. Evita tener múltiples herramientas, ya existen soluciones con las que puedes manejar todo desde un mismo software. Puedes echar un vistazo a nuestro Sistema de Gestión de Clientes, que forma parte de Integria IMS.

-Implementa un plan fidelizar clientes.

Si quieres que tus usuarios sigan con tu empresa durante muchos años, una buena forma es incentivarle para que lo hagan mediante un programa diseñado específicamente para ello. Un plan de fidelización puede tener varias formas (acumulación de puntos que se convierten en ofertas o descuentos, acceso preferente a nuevos productos, premios por permanecer como cliente durante un determinado periodo de tiempo, etc) pero ante todo deben ser entretenidos (asimilarse a un juego en cierto modo) y fáciles de entender.

-Crea redes sociales y blogs y dales contenido de interés.

Hoy en día, no puedes olvidar tu presencia en internet. Una buena manera de dar a conocer tus productos y de generar apego en tus clientes es tener una participación activa en la red. Para conseguirlo, existen herramientas magníficas como las redes sociales, que fomentan la participación del usuario y ofrecen un valioso feedback, y los blogs, que atraen tráfico hacia tu página y pueden ofrecer información extra acerca de tu negocio. Pero cuidado, si no haces bien tu trabajo las redes sociales se pueden volver un arma de doble filo.

-Participa en iniciativas solidarias.

Tomar parte en actividades solidarias tiene una doble vertiente positiva; de un lado, llevas a cabo una labor beneficiosa para la sociedad; de otro, mejoras la imagen que tus clientes tendrán de tu negocio. Eso sí, no olvides ser honesto contigo mismo y con tus usuarios: participa en iniciativas en las que realmente creas y tengan coherencia con la actividad de tu empresa.

-Analizar bien cómo están funcionando todas tus acciones para fidelizar clientes.

Para finalizar, y dado que vas a volcar un esfuerzo en conseguir que tu cliente permanezca contigo, será muy conveniente analizar cuáles de las acciones que lleves a cabo son más efectivas y cuáles están funcionando peor. Hazlo, saca tus propias conclusiones, y actúa en consecuencia.

Estas son algunas ideas destinadas a que tus clientes te quieran muchísimo y nunca les apetezca abandonarte, pero seguro que tú tienes algunas más. Participa dejándonos un comentario. ¡Te lo agradeceremos toda la vida!