Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Historia de la Gestión de Proyectos; un breve recorrido

Conseguir que un grupo de personas aúne sus esfuerzos y organice sus recursos para alcanzar un objetivo común no es fácil. Es algo que el ser humano ha intentado desde siempre, y se ha convertido en una disciplina tan importante para las empresas que se ha convertido en una categoría propia.

Porque eso es el “Project Management”, o “Gestión de Proyectos” en la empresa; el arte de organizar los recursos -tanto humanos como materiales- de los que dispone el negocio con el fin de alcanzar un objetivo concreto. No es tarea fácil, y la forma de hacerlo ha atravesado varios capítulos a lo largo de la Historia.

Una brevísima Historia de la Gestión de Proyectos

Antes de entrar a conocer la Historia de la Gestión de Proyectos, tal vez deberíamos aclarar el concepto de proyecto. Un proyecto es un emprendimiento de carácter temporal que busca obtener un objetivo concreto. Así, hay que tener en cuenta algunos factores esenciales:

  1. Se trata de una actividad distinta de la actividad regular de la empresa.
  2. Se trata de una tarea determinada, con un principio y final delimitados, y que dispondrá de unos recursos, tanto temporales, como materiales, como humanos, también delimitados.

El ser humano se ha embarcado en proyectos a lo largo de toda su estancia sobre el planeta Tierra. Es algo tan intrínseco a nuestra naturaleza que resultaría imposible determinar en qué momento los primeros seres humanos se ponen de acuerdo para gestionar los recursos disponibles y alcanzar un objetivo grupal, pero sin duda deberíamos fijar nuestros ojos en la Prehistoria.

Imaginad, por ejemplo, al líder de una tribu organizando los escasos recursos disponibles (algunas lanzas y hachas, tal vez) y ordenando un plan de ataque para cazar algún animal especialmente grande que sirviera de alimento durante semanas.

Más adelante en el tiempo, y conforme la evolución de la ciencia y la tecnología permiten propósitos mayores, podemos encontrar civilizaciones que ahondaron más en la gestión de proyectos para alcanzar logros que aún hoy perduran. Pensad, por ejemplo, en las majestuosas pirámides egipcias.

Es precisamente en el entorno de la ingeniería donde se ubican algunos de los primeros esfuerzos significativos en gestión de proyectos a lo largo de la Historia. Figuras como los arquitectos, los ingenieros o los maestros de obra se encargan de la planificación y organización de los proyectos, de una forma cada vez más especializada.

Algunos cambios relevantes comienzan a observarse ya durante la Revolución Industrial. La producción se sistematiza y optimiza al máximo. Los recursos cada vez son mayores y se profundiza en la distinción entre recursos humanos y recursos materiales.

Pero no es sino hasta finales del siglo XIX que ve la luz la gestión de proyectos moderna. En una época dinámica y de asombro continuo, en la que grandes figuras de las finanzas y la tecnología (personajes históricos como H.P. Morgan, Edison o Nikola Tesla) mueven el mundo a través de inmensas obras de ingeniería de complejidad antes desconocida, se hace necesario crear herramientas específicas que faciliten la gestión de proyectos cada vez más exigentes.

A día de hoy es el ingeniero Henry Gantt el considerado como “padre” o “precursor” de la gestión de proyectos moderna. A inicios del Siglo XX Gantt desarrolla el conocido como “Diagrama de Gantt”, como alternativa al “Harmonograma”, propuesto por Karol Adamiecki.

El Diagrama de Gantt resulta ser todo un éxito en la práctica, siendo utilizado en tareas tan relevantes como la construcción de barcos durante la Primera Guerra Mundial. De hecho, el Diagrama de Gantt sigue siendo muy utilizado aún en nuestros días.

Durante los años 50, la disciplina alcanza nuevos impulsos en su desarrollo. El concepto de “Project Management” es acuñado de forma específica por el General Bernard Schrieve y se desarrollan nuevos modelos para la proyección de tiempos, como el CPM o “Método de Ruta Crítica” o el PERT o “Técnica de Revisión y Evaluación de Programas”. Al tiempo, también se desarrollan nuevas técnicas para la proyección de costes, formándose en 1956 la Asociación Americana de Ingenieros de Costes.

Durante los años 60 se alcanzan nuevos logros. En Europa, se crea la IPMA o “Asociación Internacional para la Gestión de Proyectos”, en la forma de federación de varias asociaciones nacionales. De forma casi paralela, en Estados Unidos es creado el PMI o “Instituto de Gestión de Proyectos”.

No obstante, aún quedaban cosas por cambiar. Con la llegada de las Tecnologías de la Información durante los años 70 y 80, la gestión de proyectos da un nuevo salto.

Así, surgen los software de gestión de proyectos y aparecen enfoques más evolucionados y específicos para materias concretas, como el PRINCE2, que propone un método genérico para la gestión de proyectos y se centra en la definición y entrega de productos o el CCPM, que se centra en la disponibilidad limitada de recursos y en la prioridad según parámetros de criticidad, al tiempo que surgen conceptos como el de “Gestión de Proyectos Ágil”.

Y cada día surgen nuevos cambios y enfoques. En un mundo cada vez más dinámico, la gestión de proyectos no para de evolucionar. La Historia de la Gestión de Proyectos ha sido larga, pero sigue escribiendo nuevas páginas día a día.

Y ahora que hemos visto una brevísima Historia de la Gestión de Proyectos, ¿qué tal si descubres Integria IMS?

Integria IMS es un programa que, entre otras funcionalidades, dispone de un sistema de gestión de proyectos que puede resultarte de lo más interesante. ¿Quieres descubrirlo?

Echa un vistazo aquí: https://integriaims.com/producto/software-gestion-de-proyectos/

O también puedes preguntar cualquier duda que tengas acerca de la herramienta de gestión de proyectos de Integria IMS. Puedes hacerlo muy fácilmente, gracias al formulario de contacto que se encuentre en la siguiente dirección: https://integriaims.com/compania/contacto/

Además, recuerda que Integria IMS también dispone de otras funcionalidades muy útiles, como un sistema de gestión de incidencias (software help desk) basado en tickets o un inventario, entra otras.

No dudes en consultar todas tus dudas. ¡El equipo de Integria IMS estará encantado de atenderte!

Aunque su nombre indique lo contrario, Robin es de Madrid. Le encanta viajar, el cine y pensar y escribir sobre el futuro de la tecnología.