Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

que es un lead

Que es un lead, tipos de leads y cómo conseguirlos para tu negocio

Si tienes un negocio, sabrás que hoy en día conseguir una venta no es tarea fácil. La competencia se encuentra por todos lados, y que un cliente establezca un contacto puede valer su peso en oro.

¿Te suena la palabra “lead”? Se trata de un anglicismo (sí, cada vez hay más) que se deriva de esa realidad tan presente en el mercado: cada día la competencia es mayor, es más difícil conseguir una venta y es necesario aprovechar cada oportunidad para lograrla. En el siguiente artículo vamos a adentrarnos en este concepto nacido en el mundo del marketing, y a ver que es un lead, distintos tipos de leads y cómo conseguir generar leads para tu negocio.

¿Sabes qué es un lead?

En estos tiempos, y ante la enorme competencia que existe en el mercado, hay que aprovechar cualquier ocasión para lograr una venta. Lejos quedaron los tiempos en los que apenas había diferencias entre “vender” y “despachar”, en los que no era necesario buscar al cliente porque ya se encargaba él de buscarte a ti. (Si has vivido esa época y sientes nostalgia de ella es posible que seas ya un poco viejuno…).

Y dado que ésta es la situación hoy en día, se hace necesario aprovechar cada pequeño contacto que establezca un cliente contigo en el que se muestre interesado por tu negocio. Eso es un lead, al fin y al cabo, cada contacto que un potencial cliente establezca con tu empresa mostrando interés en algún producto o servicio.

Otra definición de lead, más concreta y para el mundo online, se refiere a la persona que utiliza un formulario web, facilitando datos de contacto e interesándose por algún servicio o producto.

Los diferentes tipos de leads se suelen ordenar en función de su temperatura o de su caída por un embudo imaginario. ¿De qué estamos hablando? ¿Se nos ha ido la olla? Ahora verás…

Descubre los tipos de leads

Normalmente, se suele clasificar los tipos de leads en relación al lugar que ocupen en el “Embudo de Ventas”, que muy resumidamente viene a ser una visualización gráfica de lo cerca o lejos que se encuentra un cliente de llevar a cabo una compra (cuanto más cerca se encuentre de la base del embudo, más cerca estará de realizar la compra).

– Suscripciones.

Se trata de los leads más básicos que existen, hasta tal punto que algunos ni siquiera los consideran leads. Estamos hablando, por ejemplo, de suscribirse a una lista de correo o a un blog. Estos potenciales clientes ni siquiera se han interesado por un producto en particular, pero a largo plazo podrían hacerlo y terminar convirtiendo ventas. ¡Ni se te ocurra despreciarlos!

– Leads fríos.

¡No tienen nada que ver con personas interesadas en helados! Se trata de un contacto tempranero, el de una persona que se ha interesado por primera vez por algún producto o servicio y ha facilitado sus datos básicos de contacto. Se les suele llamar leads “en la parte alta del embudo” o “Top of the Funnel” (TOFU, nada que ver con ese producto de leche de soja coagulada que algunas personas consideran delicioso).

– Leads cualificados para marketing.

Se trata de leads en los que el usuario ha mostrado interés en los productos o servicios a través de varios contactos. Se considera que están “en la parte media del embudo” o Middle of the Funnel (MOFU). Aquí ya estamos un poco más cerca de conseguir la venta, pero no hay que confiarse…

– Leads calientes, o cualificados para la venta.

Que no, que tampoco tiene que ver con perritos calientes o gofres… (Creo que te domina el hambre, amigo lector). Cuando hablamos de leads calientes, la persona ya sabe qué necesita, y está dando los últimos pasos para decidir su compra. Están Bottom of the Funnel (BOTU), es decir, en la base del embudo de ventas. Se trata de personas que han pedido una muestra, una demo, con las que hemos tenido alguna reunión, etc. Aquí ya no puedes fallar, tienes la venta a punto de caramelo

¿Cómo puedes conseguir leads?

Y ahora que ya conoces los distintos tipos de leads que existen, querrás saber cómo conseguirlos, ¿verdad? Porque hay que alimentar ese embudo, al fin y al cabo…

Recuerda que, en todo caso, un factor importante a la hora de generar un primer contacto con clientes potenciales es la amabilidad y el sentido común. No se trata de molestar o agobiar a la gente, ni de utilizar prácticas ilegales en muchos países, como el spam.

– Inbound marketing.

Muy de moda en los últimos años, a medida que Internet se convierte en un elemento imprescindible en nuestras vidas. Consiste en generar contenidos de valor e interés y publicarlos en páginas web o blogs. Los potenciales clientes llegarán a dicho contenido, habitualmente a través de buscadores, y en ocasiones echarán un vistazo a la página web y establecerán un primer lead al interesarse por algún producto o servicio ofrecido.

– Eventos.

Crecen como setas en las grandes ciudades, e incluso en las no tan grandes. Un evento es una buena ocasión para generar leads con clientes, pero también para conocer gente del mundillo, proveedores, etc.

– Publicidad.

Quizá sea el método más tradicional y extendido para conseguir leads. Un anuncio en prime time en una cadena de televisión de gran audiencia puede generar muchos, muchos, leads. Eso sí, ve preparando la cartera… Por suerte, también existen medios publicitarios más modestos en los que no es necesario invertir tanto dinero. Hoy en día los anuncios de Facebook o youtube, son más usados que nunca.

– Street Marketing.

Desde la entrega de folletos o flyers hasta integrar la publicidad en las propias calles -cumpliendo siempre con la legalidad, eso sí-, existen métodos muy originales y llamativos de generar leads para una empresa.

Y para finalizar, una confesión. A nosotros también nos gusta conseguir leads. Estamos deseando que nos contactéis para poder explicaros qué es Integria IMS y cómo puede ayudar a vuestra empresa. ¿No os pica la curiosidad? Adelante…